Conversación imaginaria

Estándar

Estuve husmeando un rato desde mi ventana y entré un ratico por el zaguán de tu vida… y mi corta vida para ese entonces.
Y es que a veces estamos tan distantes y muchas veces me pregunto qué tan cerca o que tan lejos estuvimos de nosotros mismos…

Hace días vengo caminando por calles recorridas y por esa misma razón te pistié sin que me vieras… me alegré intensamente al pensarte como siempre…

 

Ya te habrás dado cuenta, “Al correr del tiempo me he consolado un poco, pero no completamente, se que has vuelto a tu planeta, pues al amanecer no encontré tu cuerpo, que no era en realidad tan pesado… Y me gusta por la noche escuchar a las estrellas, que suenan como quinientos millones de cascabeles…”

 

Y sí, hay rupturas que se van haciendo al compás de la penumbra, cuando la noche se va acercando y despacito sin que nadie se dé cuenta se van deshaciendo mis pasos, y con el pasar del tiempo ni siquiera te habrás percatado que ya no estoy ahí.

Solo deje que pasara un poco el tiempo, para que de pronto, por un instante, te detuviera una vaga idea… y pensaras que no me acuerdo de ti… pero si lo hago, y más aún, constantemente,  como siempre… y no sé porque…  simplemente lo pase desapercibido…

Pero hoy o un día cualquiera pasaré por tu viento y te dejaré un abrazo insinuado para simplemente decirte que te quiero, mi adorada grilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s