Agua molida y viento raspado

Estándar

Qué vamos a comer hoy?

Pues agua molida y viento raspado…!

Mi relación amorosa con las papilas gustativas siempre ha sido muy controversial, a veces me encanta cocinar y muchas veces detesto el simple hecho de pensar en qué es lo que voy a comer, que si esto o lo demás, que si tiene muchas calorías o que si no las tiene… que si es violento o  que si no, que si es ecológico o superquímico, que si da cáncer, o que si es cármico, que si engorda o que si no, que me da gastritis, que me infla el estómago, que tiene lactosa, que me gusta, que no me gusta… y si sigo la lista nunca acabo y volvemos al principio de esta historia… agua molida y viento raspado.

Entonces que pasa, unos días me digo a mi misma: Me tengo que pulverizar y me funciona muy bien, especialmente cuando estoy frustrada y aburrida conmigo misma.
Pero cuando vuelvo hacer las paces con mi conciencia y me lavo el cerebro y me digo: Que bobada, la vida es una y es para vivirla y disfrutarla y me voy  a sacar todas las cucarachas que tengo en la cabeza.

Y he descubierto que nuestra relación  es de aire, como el aire que soy, como el aire que cambia de sur a norte y de este a oeste, unos días fríos, muy fríos y otros días tibios o muy calientes.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s