Fuga de un Requiem

Estándar

lacrimosaEl concertino se ha puesto de pie…
los músicos se han quedado en silencio, la afinación está por comenzar.
El primer oboe toca un La…
El concertino afina su segunda cuerda y ofrece su La al resto de las cuerdas…
El oboe vuelve a tocar un La para los vientos, maderas, metales y percusión.
El concertino se sienta y las cuerdas afinan lo que aún queda por afinar.
Escucho la octava del contrabajo.

Ha sonado la última campanilla para entrar al teatro, al fondo escucho la orquesta.
En el foyer y entre un tumulto de gente descubro que él está acá, lo veo bajar las escaleras, él descubre también que estoy acá, noto que sus labios le tiemblan al igual que los míos, clava su mirada en el programa, se que lo he tomado por sorpresa, nadie sabe que he llegado.
Lo reparo de pies a cabeza, sus zapatos brillan, no veo sus calcetines por lo cual deduzco que son negros,  esmoquin impecable con detalles de seda,  sus cabellos ya nos son ondulados como lo eran antes, ahora parecen un poco tiesos, pero conociendolo, lo imagino frente al espejo acomodando cada gadejo con la última cera del mercado. No alcanzo a ver alguna argolla, no sé que tan solo está.

El vuelve a levantar su mirada y se encuentra con la mía, veo su cara atónita, levanta las cejas y su boca insinúa un gesto de alegría, yo, siento mi columna vertebral desplomarse como una torre de naipes, él se sienta, yo me siento.

Ya han pasado tantos años desde que salte al vacío, quise despojarlo de mi alma, para que luego me persiguiera como una maldición… lamentable acto, después de tanto amor.

 

Requiem aeternam dona ets, Domine,et lux perpetua luceat ets.
Te decet hymnus, Deus, in Sion, et tibi reddetur votum in Jerusalem.
Exaudi orationem meam, ad te omnis caro veniet.
Requiem aeternam dona ets, Domine, 
et lux perpetua luceat ets.

La fuga ha comenzado, los bajos empiezan, le siguen los tenores, las alto, las sopranos y por último la soprano solista. Mi piel se eriza y me lleno de lágrimas… repito con mis labios en silencio Requiem aeternam dona ets. Domine… trato de mimetizarme con la orquesta, cierro mis ojos, sigo tarareando en silencio et lux perpetua luceat ets… pierdo la concentración, solo lo veo a él encontrándonos por las tardes en la estación del tren, bochornosas tardes, en la cafetería del instituto disfrutando de aquellos pasteles que nunca más volví a comer.

Qué hubiera pasado, si esa noche, en la esquina, parados uno frente al otro, recostados en ese escarabajo, nos hubiéramos despedido como siempre? Una abrazo muy fuerte y un beso en la mejilla para disimular las ganas que nos llevábamos en silencio?

Pero no, tenía que cagarla poniendo en palabras lo que ya sabíamos, porque no era  el momento. Los dos ya estabamos comprometidos y no teníamos reversa.

Dies irae, dies illa
Solvet saeclum in favilla
Teste David cum Sibylla
Quantus tremor est futurus
Quando judex est venturus
Cuncta stricte discussurus.

El primer acto termina, quince minutos de descanso, me levanto de mi asiento, trato de mirar disimuladamente por cual puerta sale, lo sigo, el me sigue, un conocido común lo detiene para saludarlo, él diplomáticamente trata de zafarse,  recuerdo su cara pero no su nombre, tomo un poco de distancia, me acerco a la barra, pido un vaso con agua, siento mi garganta áspera, el cantinero me pregunta si quiero hielo, un frío baja por mi espalda, siento el aire de su aliento salir por su boca rebotando con mi cuello y respondiendo al cantinero: a ella le gusta sin hielo, se me hace un nudo en el estómago, no se que decir, me quedo paralizada, doy un giro, nuestras miradas se chocan.

  • Qué sorpresa! – me dice,  nos abrazamos tan fuerte como si estuviéramos tratando de recuperar el tiempo.
  • Cuándo llegaste?
  • Esta mañana
  • Con quien has venido?
  • Sola
  • Y eso?
  • No se – le respondo.
  • Desde hace algún tiempo llevo viendo una serie – “Wallander” y te he recordado mucho, la fotografía y los paisajes son preciosos, te pienso manejando juntos a Malmö, tomando el tren a Estocolmo, en un concierto de piano, viajando en ferry hasta Polonia, en avión hasta Letonia y ahora te veo frente a mi.
  • Aca me tienes, tal vez no sea casualidad el habernos encontrado, con un tono jocoso le digo que me he hecho leer las cartas del Tarot y me han dicho que iba a tener  un encuentro irreversible, el último viernes de este mes, en un lugar escalonado y  rodeado de gente…

Me interumpe intempestivamente

  • Cenamos mañana? o domingo en la tarde?

Suena la última campanilla para entrar al segundo acto.

  • Que tal si mejor te espero a la salida del teatro, nos tomamos un café y …
  • Esta bien, esta historia solo queda en punto seguido. Te busco!

Bajo las escaleras, regreso a mi asiento, cierro lo ojos, quiero decirle tantas cosas y no me atrevo, porque tengo tanto miedo de volverla a cagar?

Lux aeterna luceat eis, Domine, cum sanctis mis in aeternum, quia pius es.
Requiem aeternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis,
cum sanetis tuis in aeternum,quia plus es.

El último acto ha terminado, Los aplausos ensordecen el aire, la orquesta se pone de pie, el director se aleja del escenario, el coro y los solistas dan la venia, los aplausos son aún más fuertes, lo veo subir las escaleras, salgo cuidadosamente rozando decenas de piernas, alguien importante le entrega flores al director de orquesta, a los solistas y al concertino,  nos tomamos de la mano, el público está exaltado, se escuchan silbidos en los palcos, la orquesta repite el Lacrimosa, mis piernas no dejan de temblar, trato en medio del bullicio de decirle que por él muero pero él con un gesto arrebatado me calla con un beso.

Libera me, Domine, de morte aeterna
in die illa trenda quando coeli movendi sunt et terra,
dum veneris judicare saeculum per ignem.
Tremens factus sum ego et timeo,
dum discussion venerit atque venture ira:
quando coeli movendi sunt et terra.

17:17 Otra vez inesperadamente 

Estándar

21:21 Me había acostado con la idea de dormir hasta tarde, no quería que nada me perturbara el sueño, llevaba varios días sin dormir y el cansancio me tenía a punto de perder la cordura..

Cerré las cortinas con la mayor precaución del mundo, no quería que los rayos del sol de las tres de la mañana entrarán en mi habitación y arruinaran mi encuentro con Morfeo, mis párpados no pueden más con esta gravedad.

22:22 Fijé mi mirada en el techo repasando en silencio, veintidós y veintidós, en siguiente parpadeo mi yo consciente ya se había desconectado de este mundo.

06:06 Desperté bañada en sudor, mi cabello estaba escurriendo, tomé mi temperatura, 37.3, me levanté, salí de mi habitación oscura, fuí al baño, aun veía borroso por el contraste de luz, me lavé la cara, oriné, sentía una resequedad horrible en mi boca, tomé mi pastilla, prendí mi teléfono, encontré tres mensajes: Lo encontraron muerto… llevaba varios días en la casa.

07.07 Senti un escalofrio recorrer mi cuerpo. Volví a revivir esa noche, otra vez ha sucedido y yo no estoy ahí. Me percato que aún es medianoche allá, me llené de preguntas, sabía que debía llamar, la sola idea de hacerlo aumentaba mi letargo. Abro el chat.

08:08 Creía haberlo visto hacía poco aunque en realidad fué solo una ilusión del tiempo.
No lo recordaba de niño en mis juegos contando hormigas o pasando mi caballo de cuerda de un lado a otro sobre la tabla angosta que Roso me había colocado entre dos sillas, tampoco lo recordaba comiendo naranjas ombligonas y mucho menos encaramándose en los escaparates a hurtadillas sin que alguna empleada lo descubriera. 

De repente recordé que era en ese álbum de fotos viejas donde lo había visto por última vez.

10:10 No van a entregar el cuerpo todavía, leí en el chat, lo han encontrado en estado de descomposición y no puede ser identificado con sus huellas dactilares. 
10:11 Abrí el refrigerador, está casi vacío, le echó un vistazo a un queso envuelto en un plástico, al abrirlo el olor me repugna, esta invadido por el moho, siento nauseas, la sola idea de imaginarlo ahí, tirado en el piso, solo, me hace vomitar. No me salen lagrimas, no puedo llorar.

11:11 Un océano entero me separa de mi geografía natal, quise construir un puente imaginario para caminar por la casa de Moore, cierro los ojos, logré entrar por el zaguán de mi memoria, suspiro profundo al escuchar el chasquido del papel, persigo con mi mirada el humo de cigarrillo saliendo de su boca, vuelvo a ver a mi abuela, allí sentada en silencio con las piernas cruzadas, sus ojos clavados en novelas policiacas, guardando secretos y ahuyentando a los malos espíritus con el presagio de una tormenta por venir.

11:12 He vuelto a reconstruir su imagen, ahora la de el adolescente empuñando piedras con rencor y con la mirada reflejada en el espejo, arrugando la frente observando a un gusano arrastrándose con un poco de esfuerzo para lograr enterrarse en a la tierra, al igual que su deseo.

17:17 Empiezan a mencionar a mi madre, qué coincidencia, 17/5 justo hoy se cumple también el aniversario de su partida, escribió alguien en el chat. No puedo contenerme y empiezo a llorar, recuerdo sus manos al ver las mias, escucho sus risas como un eco retumbando en mi cabeza, me encierro en mi burbuja. siento que floto y me alejo de este nuevo entierro.      

17:18 Imagino a los que quedan vivos rodeando al féretro. Me imagino las culpas, los recentimientos y los remordimientos de aquellos que se sienten culpables por algo que no hicieron, me imagino los palabras calladas intentando una reconciliación o simplemente tratando de perdonar el fastidio que les produjo en desafortunados encuentros, me imagino palabras de amor, porque nunca faltan aquellos que en vida lo quisieron…

17:30 Alguien ha gritado en el chat aturdiendome con letras mayúsculas: 

NO PUEDE SER… COMO ES POSIBLE QUE LO TIENEN QUE SACAR DE LA BOLSA… NO LO PUDIERON HABER PENSADO ANTES?

17:31 Cierro el chat, no quiero saber más!!!.

Sombras en la pared

Estándar

Autorretrato: Mis manosMis manos… artefacto inquieto de mi cuerpo, mártir de mis ansiedades, susceptibles a los más y a los menos de Celsius. Manos sensibles al tacto y al sentir de las formas, temerosas y atrevidas, juguetonas y adictas al grafito y al papel. 

Manos incapaces de quedarse quietas al movimiento de mis labios, transformadoras de palabras en garabatos, óleos y acuarelas.

Mis manos, compañia inevitable en mis bitácoras, pañuelo de mis lágrimas, escudo de mis iras, antenas receptoras de mis ideas, amantes de mis silencios y mis algarabías.

Y cuando la música que me apasiona suena, desesperadas dan un brinco para ponerse en contacto con el aire y los acordes que las mueven.

Y cuando mis manos se apoderan de un pincel, pierden su contacto a tierra, se mimetizan con mis ojos y navegan en una burbuja sin tiempo y sin espacio.    

Y Cuando la noche llega se acurrucan en silencio, y van releyendo lentamente mis historias, mis monólogos, y si aún no concilian el sueño, de deslizan por mi tobogán del tiempo, a ese del “Había una vez… un juego de sombras reflejadas en la pared…” reflejando nuevamente sombras en espacios intangibles, mimetizándose en conversaciones imaginarias con seres tan reales como utópicos haciendo esenciales esos minutos de mi existencia.

Y esas manos recuerdan con un poco de nostalgia y otro tanto de esperanza aquel juego entre la serpiente encantada, encantando y adormeciendo los sueños del conejito Playboy reflejados en el claroscuro de mi habitación al compás de los tambores y los vientos de Ravel.                                                                                        

_____________________________________________

(Propuesta #1 – Taller de escritura creativa) Autorretrato: Mis manos 

Me he lanzado nuevamente a este charco de palabras y relatos con o sin cabeza ni pies, en estos días al igual que de vez en cuando las palabras me persiguen queriendo brotar por mis ojos, necesidad absoluta de canalizar o hacerle catarsis a este oceano de sueños intangibles y monólogos delirantes a los que poco poco ire exparsiendo al azar!

Del libro de cocina para caníbales

Estándar

En estos días de reciclaje y de reblujadas en el escaparate de los recuerdos, me encontré este texto que escribí hace muchos años y que hacen referencia a “KOKBOK FÖR KANNIBALER”. Será que ya me esta dando hambre?

Menú selecto para caníbales.

El canibalismo es el acto puro de alimentarse con miembros de la misma especie. Este acto se aplica a cualquier animal, aunque frecuentemente se emplea para referirse a los seres humanos que se alimentan, comen y rajan de otro ser humano.

El termino mismo ha sido deformado, para algunos es un acto audaz y de gran osadía comerse a su prójimo, para otros es como emprender una batalla contra el enemigo sin olvidar a aquellos en que el canibalismo es simplemente comer carne humana sin mucho aliño.

Una tarde me empeñe en buscar un libro de cocina para caníbales, las miradas de los receptores me sorprendía, cuando me di cuenta del efecto, lo repetía con gusto, me saboreaba las 3 palabras del título original y esperaba uno que otro comentario, una risa jocosa o una mirada perpleja. Hay quienes incluso sacaron de la estantería un condimento y agregaron un poco de sazón: ¿A quien te vas a comer hoy? En realidad tengo varias opciones, pero no se como prepararlo, necesito un recetario que me inspire en el arte de rajar la carne y por ahí derecho despellejar el alma.

El canibalismo es una práctica socialmente rechazada y legalmente sancionada, los casos particulares en sociedades occidentales, actualmente se relacionan con situaciones extremas de hambre, criminales o personas con profundos problemas psicológicos.

Para esta práctica, usamos un musculo, la lengua,  con ella masticamos, deglutimos, degustamos y rajamos. La lengua es tan potente, que llega a ser incluso un arma letal y de doble filo.

Valga decir que el arte culinario canibalesco no es mi debilidad y sin temor a decirlo, la evito, en mis tiempos libres me cuestiona, produciendo cambios desconcertantes.

En estos días realicé una de esas practicas caníbales y llegué a la conclusión de que el canibalismo pedagógico es una practica social al parecer no tan rechazada e impune,  amplié mi visión humana, mi situación laboral, descubrí plantas venenosas, las cuales deben evitarse al momento de condimentar y en caso de envenenamiento, ni el sindicato podría salvarme el pellejo!

Ahora si, vamos un poco al grano El autor es anónimo, razón por la cual dificulta meterlo en la olla y darle la sazón esperada.

Como buen caníbal puedo clasificar y evaluar los alimentos por varias razones. La comida se puede dividir, por ejemplo a partir de lo emocional, lo físico, el carácter, la cultura, el sabor, la memoria. La clasificación bien puede hacerse por la profesión de los alimentos. La ocupación alimentaria afecta tanto el sabor y como la textura.

img_1950

Un lápiz – un papel y unas ganas horribles de volar!

He acá algunos ejemplos de lo que podemos esperar, los escogí por la cercanía que le tengo.

Los Ingenieros: Los ingenieros son comida aburrida. Fibrosa y aburrida. También tienen un sabor que hasta con los condimentos es difícil de quitar. Son difíciles de masticar y dejan un sabor rancio en la regla del cálculo, la llave y el humor tonto en la boca. Los ingenieros deben ser condimentados especialmente con pimienta de cayena y orégano.  Si te sientes feliz, vierte un poco de alcohol en la olla, de esta manera eliminaras un poco el mal gusto. La ingeniería es una comida tradicional y calurosa, nutritiva y saludable, pero, ¡Muy aburrida!

Los psiquiatras tienen un sabor peculiar y muy personal. Antes de cocinarlos se debe lavar el cerebro y borrar los nervios, ya que están muy enfermos. Posteriormente pueden bien sea llevarlos al vapor a una freírlos de una manera convencional. Servir con papas cocidas, una buena ensalada y Valium.

ETC. ETC. ETC.

Después de haber escogido el tipo de humano, la siguiente pregunta es qué parte elegir, en el libro encontré algunas sugerencias, he escogido la que se ha convertido en favorita de muchos, por fácil, barata,  sensible y  porque da para dar y convidar, ajustándose al gusto de la mayoría.

El corazón:
Para los caníbales, que disfrutan de las vísceras como el corazón, es una desgracia, hay que admitir que hay muy pocos de buen corazón. Corazones falsos, corazones pequeños, corazones duros  y  venenosos, se encuentran por montones.
Pero un corazón grande y bueno no se encuentra a menudo.
Los corazones de piedra como los de los banqueros y los corazones sangrantes de los artistas se encuentran en todos las charcuterías caníbales, están  bien surtidas, pero un corazón grande, limpio es una rareza. Estos corazones buenos son un manjar, pero por desgracia parecen estar en vía de extinción.  Entre el mundo no canibalesco al parecer  se desprecia al buen corazón, se  abusa, se explota despiadadamente. Entre los no caníbales no se valoran los buenos corazones, por el contrario y por razón no explicable, son fríos, de corazones duros, más grandes que buenos.  Di lo que quieras acerca de los caníbales, pero ellos valoran un buen corazón.

 

Del óleo a la acuarela… 

Estándar

Un día cualquiera de marzo salió el sol y quise pintar otra vez.

Si hablamos de salir de la zona de confort, la acuarela esta justo al otro extremo de mi jungla ártica,  ese día y con la ayuda de un video en Youtube me puse a experimentar, me sorprendí a mi misma, pero no lo crean eso de sorprenderse a uno mismo es algo bueno, sube la autoestima y  llena agujeros rellenos de vientos fríos acumulados en el estomago.

  • Música que me acompaña mientras escribo en este momento:  The Beatles.
    No es nostalgia ok?

Sigamos…

 

Bananos: primero y segundo intento!

 

Entre nosotros existe una relación intensa, de muchos años atrás, nos conocimos en la universidad de hecho, entró a mi vida dándole toques ligeros a ilustraciones de vestuario, sembramos semillas profundas, nunca nos hemos desconectado completamente aunque tengamos periodos de lejanía. Debo confesar que mi fascinación la manejo con respeto, porque estar con ella me exige librarme de muchos miedos.

Siempre la trato con un poco de intriga, porque la acuarela tiene su carácter y puede comportarse como le dé la gana,  cuando nos encontramos quisiera danzar al ritmo de lo inesperado, libre como el agua, roces ligeros sin irritar el papel, todo pareciera llenarse de  espontaneidad, como si fuera un ingrediente indispensable… simplemente debo dejarme llevar y quitarme el miedo por lo que pueda pasar.

Cuando nos encontramos, no me deja mucho tiempo para pensar, necesito paciencia y precisión, debo aprender a entender su lenguaje, sus palabras aparentemente directas, esconden un montón de intenciones que no se traducir,  en la humedad se esconde el brillo de su pigmento,  no puedo  leer su literalidad, me deja cabos sueltos y no siempre se como interpretarlos, trato de palpar con mis dedos su humedad, en un minuto puedo empezar a dibujar las manchas, las sombras, en ese mismo  minuto se habrá secado y no alcanzo a diluir esos dos tonos de amarillo y verde… dejo pasar el pincel con un barrido tenue y después esperar a que me de una nueva señal… pero, cuanto debo esperar? ese dejar secar me genera ansiedad… muchas veces me asusta.

Emoción a trabajar: Ansiedad y control!

 

img_0014

Dentro de la cáscara esta la carne y detrás la piel

Estas dos frutas me conectan con el calor de trópico… me conecta con sabores de mar caribe. me sientan en una hamaca frente al mar.