Sombras en la pared

Estándar

Autorretrato: Mis manosMis manos… artefacto inquieto de mi cuerpo, mártir de mis ansiedades, susceptibles a los más y a los menos de Celsius. Manos sensibles al tacto y al sentir de las formas, temerosas y atrevidas, juguetonas y adictas al grafito y al papel. 

Manos incapaces de quedarse quietas al movimiento de mis labios, transformadoras de palabras en garabatos, óleos y acuarelas.

Mis manos, compañia inevitable en mis bitácoras, pañuelo de mis lágrimas, escudo de mis iras, antenas receptoras de mis ideas, amantes de mis silencios y mis algarabías.

Y cuando la música que me apasiona suena, desesperadas dan un brinco para ponerse en contacto con el aire y los acordes que las mueven.

Y cuando mis manos se apoderan de un pincel, pierden su contacto a tierra, se mimetizan con mis ojos y navegan en una burbuja sin tiempo y sin espacio.    

Y Cuando la noche llega se acurrucan en silencio, y van releyendo lentamente mis historias, mis monólogos, y si aún no concilian el sueño, de deslizan por mi tobogán del tiempo, a ese del “Había una vez… un juego de sombras reflejadas en la pared…” reflejando nuevamente sombras en espacios intangibles, mimetizándose en conversaciones imaginarias con seres tan reales como utópicos haciendo esenciales esos minutos de mi existencia.

Y esas manos recuerdan con un poco de nostalgia y otro tanto de esperanza aquel juego entre la serpiente encantada, encantando y adormeciendo los sueños del conejito Playboy reflejados en el claroscuro de mi habitación al compás de los tambores y los vientos de Ravel.                                                                                        

_____________________________________________

(Propuesta #1 – Taller de escritura creativa) Autorretrato: Mis manos 

Me he lanzado nuevamente a este charco de palabras y relatos con o sin cabeza ni pies, en estos días al igual que de vez en cuando las palabras me persiguen queriendo brotar por mis ojos, necesidad absoluta de canalizar o hacerle catarsis a este oceano de sueños intangibles y monólogos delirantes a los que poco poco ire exparsiendo al azar!

Del libro de cocina para caníbales

Estándar

En estos días de reciclaje y de reblujadas en el escaparate de los recuerdos, me encontré este texto que escribí hace muchos años y que hacen referencia a “KOKBOK FÖR KANNIBALER”. Será que ya me esta dando hambre?

Menú selecto para caníbales.

El canibalismo es el acto puro de alimentarse con miembros de la misma especie. Este acto se aplica a cualquier animal, aunque frecuentemente se emplea para referirse a los seres humanos que se alimentan, comen y rajan de otro ser humano.

El termino mismo ha sido deformado, para algunos es un acto audaz y de gran osadía comerse a su prójimo, para otros es como emprender una batalla contra el enemigo sin olvidar a aquellos en que el canibalismo es simplemente comer carne humana sin mucho aliño.

Una tarde me empeñe en buscar un libro de cocina para caníbales, las miradas de los receptores me sorprendía, cuando me di cuenta del efecto, lo repetía con gusto, me saboreaba las 3 palabras del título original y esperaba uno que otro comentario, una risa jocosa o una mirada perpleja. Hay quienes incluso sacaron de la estantería un condimento y agregaron un poco de sazón: ¿A quien te vas a comer hoy? En realidad tengo varias opciones, pero no se como prepararlo, necesito un recetario que me inspire en el arte de rajar la carne y por ahí derecho despellejar el alma.

El canibalismo es una práctica socialmente rechazada y legalmente sancionada, los casos particulares en sociedades occidentales, actualmente se relacionan con situaciones extremas de hambre, criminales o personas con profundos problemas psicológicos.

Para esta práctica, usamos un musculo, la lengua,  con ella masticamos, deglutimos, degustamos y rajamos. La lengua es tan potente, que llega a ser incluso un arma letal y de doble filo.

Valga decir que el arte culinario canibalesco no es mi debilidad y sin temor a decirlo, la evito, en mis tiempos libres me cuestiona, produciendo cambios desconcertantes.

En estos días realicé una de esas practicas caníbales y llegué a la conclusión de que el canibalismo pedagógico es una practica social al parecer no tan rechazada e impune,  amplié mi visión humana, mi situación laboral, descubrí plantas venenosas, las cuales deben evitarse al momento de condimentar y en caso de envenenamiento, ni el sindicato podría salvarme el pellejo!

Ahora si, vamos un poco al grano El autor es anónimo, razón por la cual dificulta meterlo en la olla y darle la sazón esperada.

Como buen caníbal puedo clasificar y evaluar los alimentos por varias razones. La comida se puede dividir, por ejemplo a partir de lo emocional, lo físico, el carácter, la cultura, el sabor, la memoria. La clasificación bien puede hacerse por la profesión de los alimentos. La ocupación alimentaria afecta tanto el sabor y como la textura.

img_1950

Un lápiz – un papel y unas ganas horribles de volar!

He acá algunos ejemplos de lo que podemos esperar, los escogí por la cercanía que le tengo.

Los Ingenieros: Los ingenieros son comida aburrida. Fibrosa y aburrida. También tienen un sabor que hasta con los condimentos es difícil de quitar. Son difíciles de masticar y dejan un sabor rancio en la regla del cálculo, la llave y el humor tonto en la boca. Los ingenieros deben ser condimentados especialmente con pimienta de cayena y orégano.  Si te sientes feliz, vierte un poco de alcohol en la olla, de esta manera eliminaras un poco el mal gusto. La ingeniería es una comida tradicional y calurosa, nutritiva y saludable, pero, ¡Muy aburrida!

Los psiquiatras tienen un sabor peculiar y muy personal. Antes de cocinarlos se debe lavar el cerebro y borrar los nervios, ya que están muy enfermos. Posteriormente pueden bien sea llevarlos al vapor a una freírlos de una manera convencional. Servir con papas cocidas, una buena ensalada y Valium.

ETC. ETC. ETC.

Después de haber escogido el tipo de humano, la siguiente pregunta es qué parte elegir, en el libro encontré algunas sugerencias, he escogido la que se ha convertido en favorita de muchos, por fácil, barata,  sensible y  porque da para dar y convidar, ajustándose al gusto de la mayoría.

El corazón:
Para los caníbales, que disfrutan de las vísceras como el corazón, es una desgracia, hay que admitir que hay muy pocos de buen corazón. Corazones falsos, corazones pequeños, corazones duros  y  venenosos, se encuentran por montones.
Pero un corazón grande y bueno no se encuentra a menudo.
Los corazones de piedra como los de los banqueros y los corazones sangrantes de los artistas se encuentran en todos las charcuterías caníbales, están  bien surtidas, pero un corazón grande, limpio es una rareza. Estos corazones buenos son un manjar, pero por desgracia parecen estar en vía de extinción.  Entre el mundo no canibalesco al parecer  se desprecia al buen corazón, se  abusa, se explota despiadadamente. Entre los no caníbales no se valoran los buenos corazones, por el contrario y por razón no explicable, son fríos, de corazones duros, más grandes que buenos.  Di lo que quieras acerca de los caníbales, pero ellos valoran un buen corazón.

 

Del óleo a la acuarela… 

Estándar

Un día cualquiera de marzo salió el sol y quise pintar otra vez.

Si hablamos de salir de la zona de confort, la acuarela esta justo al otro extremo de mi jungla ártica,  ese día y con la ayuda de un video en Youtube me puse a experimentar, me sorprendí a mi misma, pero no lo crean eso de sorprenderse a uno mismo es algo bueno, sube la autoestima y  llena agujeros rellenos de vientos fríos acumulados en el estomago.

  • Música que me acompaña mientras escribo en este momento:  The Beatles.
    No es nostalgia ok?

Sigamos…

 

Bananos: primero y segundo intento!

 

Entre nosotros existe una relación intensa, de muchos años atrás, nos conocimos en la universidad de hecho, entró a mi vida dándole toques ligeros a ilustraciones de vestuario, sembramos semillas profundas, nunca nos hemos desconectado completamente aunque tengamos periodos de lejanía. Debo confesar que mi fascinación la manejo con respeto, porque estar con ella me exige librarme de muchos miedos.

Siempre la trato con un poco de intriga, porque la acuarela tiene su carácter y puede comportarse como le dé la gana,  cuando nos encontramos quisiera danzar al ritmo de lo inesperado, libre como el agua, roces ligeros sin irritar el papel, todo pareciera llenarse de  espontaneidad, como si fuera un ingrediente indispensable… simplemente debo dejarme llevar y quitarme el miedo por lo que pueda pasar.

Cuando nos encontramos, no me deja mucho tiempo para pensar, necesito paciencia y precisión, debo aprender a entender su lenguaje, sus palabras aparentemente directas, esconden un montón de intenciones que no se traducir,  en la humedad se esconde el brillo de su pigmento,  no puedo  leer su literalidad, me deja cabos sueltos y no siempre se como interpretarlos, trato de palpar con mis dedos su humedad, en un minuto puedo empezar a dibujar las manchas, las sombras, en ese mismo  minuto se habrá secado y no alcanzo a diluir esos dos tonos de amarillo y verde… dejo pasar el pincel con un barrido tenue y después esperar a que me de una nueva señal… pero, cuanto debo esperar? ese dejar secar me genera ansiedad… muchas veces me asusta.

Emoción a trabajar: Ansiedad y control!

 

img_0014

Dentro de la cáscara esta la carne y detrás la piel

Estas dos frutas me conectan con el calor de trópico… me conecta con sabores de mar caribe. me sientan en una hamaca frente al mar.

Un cerezo cruzando la zona de comfort

Estándar

Asdrubal siempre me dice que por estos días se me llena la cabeza de cucarachas. ni me atrevo a preguntarle por el Baygon porque la última vez que nos vimos me sentía hasta rozagante, no creía que esa sensación de estar metida en un sótano frío y oscuro con olor a remolacha se atreviera a entrar por estos días. El post-invieno es algo simplemente inevitable.

Este es mi segundo intento de pintar un cerezo pensando que así me podría contagiar de tonos rosados – esos tonos con los que he luchado un montón, sin embargo ya no me afectan como antes e incluso los acepto y  hemos hecho una reconciliación con mi YIN con relación a mi YAN, monólogo que dejaré reservado para otro día.

Esta mañana me di un regalo, aprovechando que tenia algunas horas en compañía de mi escasa soledad. Nos dimos el gusto de conversar  y llegamos  a la conclusión de que llevo pensando demasiado sin hacer catarsis, eso crea nudos en la garganta y peor aun, aumenta la perdida de la memoria y sin ella perdida misma de mi existencia.

Asi que tome la decisión y me volví a inscribir a un taller de escritura creativa – una buena disculpa para obligarme a cruzar mi zona gris de confort en la que me intoxica sin darme cuenta que aun existe una salida de emergencia.

La otra decisión que tomé es simplemente dejar fluir las palabras e imágenes tal cual como las sienta sin que el teclado me reprima los horrores garrafales que siempre cometo cuando no tengo un corrector que me lea si en corazón en la mano. Será que la policía de la lengua me perdone? En cuanto me irá a salir cada tilde que se me olvide o las palabras mal escritas?

Los diálogos me nutren y los monólogos me abren agujeros, seguramente me podria tirar a un precipicio sin trampolin que me salve y me dará pánico presionar la tecla de publicar, pero esa el la idea de esta caja, abrirla!

Pescando cangrejos

Estándar

Hoy fue un día especial… Empezó un poco achacada por así decirlo, anoche me quedé dormida en el sofá pero a pesar de que odio hacerlo tampoco quiero ni que me despierten o levantarme, eso seria fatal! 

Soñé demasiado y mientras trataba de estirar las rodillas iba recordando lugares y rincones, personas que me encontraba en el camino, hubiera querido que hubiera sido real… Subconsciente inconciente. 

Al despertarme y como es rutina, mire mis mensajes, le di un vistazo a fb el cuál aunque innecesariamente me recordó que hoy era 2 dé agosto y obviamente senti que se me aguaban los ojos… Hoy celebraríamos 81 años y de hecho lo hicimos y mientras buscaba su canción en Spotify mi hijo por primera vez me sirve el desayuno y obviamente me volví a llenar de amor… 

– Si, exactamente amanecí emocional y lo quise disfrutar así que escuchamos a Nino Bravo y Un Beso y una Flor… “Buscaré  un lugar para ti donde el cielo se una con el mar…”

De repente sentí unas ganas enormes de pintar… El sábado estuvimos en el mar, pasamos una de esas tardes inolvidables pescando cangrejos, la luz de la tarde brillaba sobre mi hijo y no me cansé de tomarle fotos porque sabía que ese instante lo grabaría con un pincel!


En un abrir y cerrar de ojos ojos empecé y como siempre es solo la primera capa aunque a simple vista pareciera estar listo. 

A medida que iba avanzando mi hijo se acercaba y me decía que cada vez le gustaba mas y mas, para mi eso es más que suficiente!